espacios de fiesta

La tropicalidad moderna de Hit La Rosa

Un análisis del grupo de cumbia psicodélica a puertas del lanzamiento de su primer álbum

Escrito por: Roberto Espinoza
Visuales de: Hit La Rosa

Oh, la cumbia, ha llegado el momento de Hit La Rosa. Luego de recorrer el circuito musical limeño durante años y ser parte de festivales como la Fiesta de La Música del Ministerio de Cultura, el grupo de cumbia psicodélica se prepara para lo que será el lanzamiento de su primer disco, Hit La Rosa y su Gran Unidad Tropical.

El viaje de Los Hits comienza en el 2013 y en el camino se han apropiado de todo a su paso. Son bien peruanos, claro, pero han crecido en un mundo con identidades cada vez más difusas. Su nombre es un juego de palabras sobre el clásico Hit the Road Jack y resume sus intenciones de, básicamente, hacerse de las suyas con sus influencias. No es que no tengan compromisos con el género, todo lo contrario. Hit la Rosa asimila los matices que han hecho del Perú lo que es, incluyendo lo foráneo, y parten de la cumbia para insistir en un género moderno y cambiante. 

Hit La Rosa presentándose en vivo en El Sargento Pimienta de Barranco

Un spanglish musical redondo, o una mazamorra de mezclar géneros extraviados. Algo así como juntar a hermanos perdidos que crecieron apartados pero que terminaron siendo idénticos. Hit La Rosa y su Gran Unidad Tropical es una mezcla de rock, ska, surf, soul y reggae, todos propiamente acomodados sobre el colchón psicodélico que define el sonido de la banda.

¿Y qué hace que la cumbia y la psicodelia funcionen tan bien juntos? Sucede que entre ellas existe una sensación compartida que parte de lo más elemental —la sugestión, o esa habilidad para estimular nuestros sentidos a través de la imaginación, sin llegar a perder la cabeza en el proceso. Como predica Chaska Paucar en “Mientras Tanto”, ‘Acaricia el cielo, pero entierra los pies’La psicodelia nos traslada al remolino de la experimentación, a los estados alterados y las alucinaciones consentidas; la cumbia nos remonta a la selva profunda, al tráfico limeño, o la fiesta patronal. Viajar lejos, permanecer atentos.

Hit La Rosa presentándose en vivo en El Sargento Pimienta de Barranco

Pero no cometamos el error de aislar componentes que están integrados desde el comienzo. “Pasedevueltas” y “Mientras Tanto” son de lo más sugerente del disco, aunque de maneras completamente distintas. La primera juega con sonoridades más tradicionales, entre la cumbia y la salsa, y una letra que alienta la contemplación en armonía con los exteriores —el cielo, el viento y la siembra. “Pero qué atrevimiento será mirar los cielos”, parece ironizar la voz.

“Mientras tanto”, más introspectiva que la anterior, evoca, en cambio, un viaje sensorial en conexión con nuestro espíritu y el universo que desemboca en él. En medio aparecen los astros y las relaciones humanas, todo acompañado de una guitarra surferísima y un ska que se transforma en reggae cuando llega el turno de la voz. Perfecto para la ocasión.

Tampoco faltan las referencias al folklore y las tradiciones en “La Vaca Piedad”un relato sobre la pobreza, el desengaño y el sueño de la capital; y en “La Riñonera”donde los límites entre la violencia y la seducción quedan personificados en un personaje digno de una nueva cultura popular. Por último, los Hits no dudan en experimentar con matices más complejos en “El Sueño de Octavio” —con solito de bajo jazzero incluido—  y en mostrar su faceta más urbana en “El Encuentro”, que coquetea con el reggaetón, el rap y, de nuevo, la salsa.

Hit La Rosa presentándose en vivo en El Sargento Pimienta de Barranco

Aunque suelo ser bastante escéptico, me quedo con la sensación de un sonido sólido y temáticas trabajadas con sensibilidad. Si hay algo que me preocupa del revival de lo tropical y lo andino, y sobretodo de la venida del tropical bass, es la facilidad con la que puede ser apropiada la música sin tomar en cuenta su contexto cultural original. Al menos esa impresión tengo cuando varias bandas empiezan a experimentar con punteos andinos, todas al mismo tiempo, asegurando ese plus de identidad y originalidad que tanto se necesita para competir en el mercado. Pero ese es otro tema.

Hit La Rosa es auténtico y me hace creer que el apelativo de “Gran Unidad Tropical” está bueno para ellos. Donde hay tradición y versatilidad reunida, hay un esfuerzo por resolver lo que nunca pudo haber sido la cumbia por sí sola.

Los Hits están por presentar disco y es una gran oportunidad para poner a prueba nuestros mejores pasos de baile, perdernos lejos de aquí y volver cada vez Chaska nos atrape con su voz. Están todos invitados a la fiesta este 12 de abril en el Sargento Pimienta de Barranco.

Mientras tanto, vamos esperando.

Conoce más sobre la presentación del disco aquí

Los siete integrantes de Hit La Rosa

Roberto Espinoza

Redactor. Sostengo los engranajes de Myopía.

¿te gustaría que los bares y los museos tengan bebés?

Ven
a nuestros
eventos